Espasmos involuntarios de los músculos respiratorios

By: | Tags: , , , | Comments: 0 | septiembre 6th, 2016

Es más conocido como “Hipo”, son espasmos inconscientes de los músculos respiratorios, principalmente del diafragma, continuado con el cierre de la glotis la cual está encargada de englobar la entra de aire y originar esos sonidos peculiares.

El hipo suele durar poco pero tiende alargar su duración siendo algo incómodo. El hipo se presenta generalmente en los hombres.

Estas contracciones involuntarias se originan por que los nervios de los músculos como el diafragma  generalmente se irritan. El diafragma se encuentra ubicado en la base de los pulmones separando la cavidad torácica de la abdominal. Cuando ingerimos alimentos muy rápido o tomamos bebidas gaseosas o alcohólicas ingerimos también una gran cantidad de aire, lo cual inflama el estómago e irrita el diafragma ocasionando el hipo.

El hipo puede durar mucho tiempo incluso hacerse crónico. En caso surja esto se asocia a que uno pueda padecer de enfermedades del sistema digestivo, problemas del estómago y esófago, tumores en el cerebro, infarto del músculo del corazón (miocardio), insuficiencia renal, cáncer de próstata y alguna cirugía de tórax o abdomen.

Causas

Se mencionó anteriormente algunas enfermedades las cuales están asociadas  al hipo crónico el cual llega a generar depresión, pérdida de peso e insomnio en la persona.

Se recomienda realizarse un chequeo médico completo para descartar si se padece de alguna enfermedad y saber la verdadera causa.

Generalmente las úlceras del duodeno o estómago, gastritis, reflujo gástrico o esofagitis son los principales trastorno que provocan el hipo crónico, por ello el médico sugiere realizarse algunas pruebas como la endoscopia digestiva y ecografía abdominal, el tac del pecho o cerebro y así descartar alguna afección mencionada anteriormente.

Tratamiento

La mayoría de casos de hipo se solucionan rápidamente con algunos remedios caseros, aclarando que estos no tienen ninguna base científica, pero suelen funcionar. Pueden intentar lo siguiente:

  • Ingiere una cucharadita de azúcar blanca rápidamente y reten el aire por un tiempo largo tras una inspiración.
  • Respira dentro de una bolsa de papel.
  • Toma un vaso de agua rápidamente.
  • Ingiere un pedazo de pan seco o hielo picado.
  • Indúcete el vomito
  • Aplica presión sobre tu lengua o globos oculares.

En cuanto a una solución médica, consiste en colocar una sonda desde la nariz hasta el estómago para que el aire almacenado salga.

En caso se trate de un caso extremo, se llega a bloquear el nervio del músculo del diafragma con fármacos que van adormece esta zona o si no en todo caso se realizará una cirugía.

Leave a Reply